Tipos de pescado: Pescado Azul, Blanco y Semigrasos

El pescado es un ingrediente versátil y nutritivo que se encuentra en la mayoría de las cocinas del mundo. Sin embargo, es importante entender las diferencias entre pescado azul, blanco y semigraso, ya que cada uno tiene sus propias características y beneficios para la salud.

Tipos de pescado 

Clasificación basada en contenido graso:

  • Pescados Blancos: Menor contenido graso, generalmente menos del 2.5% de grasa.
  • Pescados Semigrasos: Contenido graso intermedio, entre 2.5% y 6% de grasa.
  • Pescados Azules: Mayor contenido graso, generalmente más del 6% de grasa.

 

Pescado Blanco

Pescado Semigraso

Pescado Azul

Merluza

Rodaballo

Anchoas

Lenguado

Róbalo

Anguila

Bacalao

Salmonete de roca

Arenques

Abadejo

Bacoreta

Atún

Tilapia

Boga

Bonito del Norte

Platija

 

Boquerón

Pargo

 

Caballa

Dorada

 

Jurel

Lubina

 

Melva

Gallo

 

Palometa

Fletán

 

Pez espada

Corvina

 

Pez Limón

Perca

 

Salmón

Rape

 

Sardinas

Besugo

 

Trucha

Mero

  

Panga

  

Salmonete

  

¿Qué es un pescado azul?

Los pescados azules, también conocidos como pescados grasos, son un grupo de peces que se caracterizan por su alto contenido de grasas saludables, especialmente ácidos grasos omega-3. Estos ácidos grasos son esenciales para el funcionamiento óptimo del cuerpo humano y no pueden ser producidos por el mismo, por lo que es necesario obtenerlos a través de la dieta.

¿Por qué se llaman «azules»?

Al contrario a lo que muchos piensan, el nombre «pescado azul» no se refiere al color de su piel, aunque sí es cierto que algunos ejemplares, como el atún o la caballa, tienen un tono azulado en su dorso. La denominación «azul» se debe a un criterio nutricional: estos peces tienen un contenido de grasa superior al 5% en su tejido muscular, mientras que los pescados blancos solo tienen alrededor de un 2%.

Saber más del Pescado Azul 

cabecera-articulo-pescados-azules

¿Qué es un Pescado Blanco? 

Los pescados blancos son un tipo de pescados caracterizados por su carne blanca y magra, que se destaca por su textura delicada y su sabor suave. 

La diferencia entre pescados blancos y azules es que, los pescados azules suelen tener un mayor contenido de grasas saludables, los pescados blancos contienen menos grasa y son una excelente fuente de proteínas magras y otros nutrientes esenciales.

Los pescados blancos también tienen grasas saludables como el Omega-3 pero en menor cantidad.

Saber más del Pescado Blanco

cabecera_articulo_pescados_blancos.jpg

¿Qué son los Peces Semigrasos?

Además de los pescados azules y blancos, existen peces semigrasos que ofrecen una alternativa equilibrada. Estos peces tienen un contenido de grasa moderado y proporcionan una combinación de beneficios para la salud. Ejemplos de peces semigrasos incluyen el mero, la trucha y la tilapia. Son una opción adecuada para aquellos que buscan una experiencia de sabor intermedio y un aporte moderado de ácidos grasos omega-3.

Diferencias entre pescados azules, blancos y semigrasos

Existen ciertas diferencias entre pescado azul y blanco, aunque comparten muchas similitudes.

Principalmente, la diferencia entre estos peces es su contenido graso, beneficios y su sabor y textura.

Diferencias en cuanto al contenido graso

La principal diferencia entre estos grupos de peces radica en su contenido graso. Los pescados azules contienen una cantidad significativa de grasas saludables, especialmente ácidos grasos omega-3. Estos ácidos grasos son conocidos por sus beneficios para la salud cardiovascular y cerebral, ayudando a reducir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, y mejorando la función cerebral.

Por otro lado, los pescados blancos son magros y contienen menos grasas, lo que los convierte en una opción baja en calorías y grasas para quienes buscan mantener una dieta ligera.

En cuanto a los peces semigrasos, se ubican en un punto intermedio en términos de contenido graso. Tienen una cantidad moderada de grasas saludables, lo que los hace una opción equilibrada entre los pescados azules y blancos. Estos peces semigrasos, como el mero, la trucha y la tilapia, ofrecen beneficios para la salud sin la alta concentración de ácidos grasos omega-3 que se encuentra en los pescados azules. Aun así, son una excelente fuente de proteínas y otros nutrientes esenciales.

Beneficios para la salud, ¿Cuál es mejor?

Los pescados azules, gracias a su alto contenido de omega-3, ofrecen beneficios notables para la salud cardiovascular y cerebral. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, disminuyen los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, y mejoran la función cognitiva. Por otro lado, los pescados blancos, aunque no contienen la misma cantidad de omega-3 que los pescados azules, siguen siendo una excelente fuente de proteínas y nutrientes esenciales para el organismo.

En cuanto a los peces semigrasos, ofrecen una alternativa equilibrada. Aunque su contenido de omega-3 es moderado en comparación con los pescados azules, proporcionan beneficios para la salud cardiovascular y una cantidad razonable de ácidos grasos esenciales. Además, son una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales esenciales.

Diferencias en el Sabor y la Textura

Los pescados azules, como el salmón, tienen un sabor más intenso debido a su mayor contenido graso, lo que los hace ideales para métodos de cocción como asado, ahumado o cocción al horno para resaltar su sabor y mantener su jugosidad.

Los pescados blancos, como el Gallo, el Pargo, la Maragota, la Merluza, el abadejo o la Bacaladilla, tienen un sabor más suave y una textura más firme, lo que los hace versátiles para diferentes técnicas de cocción, como parrilla, vapor, plancha o fritura.

Los peces semigrasos, por su parte, ofrecen un sabor intermedio, lo que los hace una elección versátil en términos de sabor y textura en la cocina.

Entradas recomendadas